Servicios y Proyectos

Gobierno boliviano promulga nuevo Código de la Niña, Niño y Adolescente

alt

El presidente en ejercicio de Bolivia, Álvaro García Linera, promulgó este jueves en Palacio de Gobierno la Ley N° 548, del nuevo Código Niña, Niño y Adolecente, y destacó el arduo trabajo que se realizó para elaborar la norma que protege los derechos de la niñez y adolescencia y que además va en concordancia con la realidad boliviana y los tratados internacionales.

 

“Acabamos de promulgar una ley que ha costado elaborarla porque había un conjunto de convenios internacionales que el Estado ha firmado referido a los derechos de la niñas, niños y adolecentes, y existe una realidad boliviana, una herencia una forma de trabajo una modalidad propia de lo que es el trabajo y la situación de los niños y adolecentes del país”, señaló.

Asimismo, el mandatario resaltó que la norma sanciona duramente el infanticidio y la violencia sexual; prohíbe el maltrato escolar; además que introduce una serie de medidas correctivas para evitar el maltrato.

Por otro lado, García indicó que la norma también introduce sanción penal exclusiva para adolescentes en conflicto con la Ley y establece un sistema de reinserción para los mismos.

“Hemos establecido por primera vez en el país el reconocimiento del trabajo formativo que se da en el núcleo familiar que forma parte de su sistema de conocimientos y construcción de la sociabilidad de las personas”, señaló.

Explicó que excepcionalmente se reconoce el trabajo por cuenta propia de los niños y adolescentes desde los 10 años y por cuenta ajena desde los 12 con permiso de sus progenitores o tutores y aseguró que en este último caso el Estado se encargará de la protección de los derechos laborales, el salario mínimo y la protección de la Defensoría de la Niñez del Ministerio de Trabajo.

Asimismo, dijo que la norma favorece un sistema de adopción rápido, expedito y eficiente para facilitar y garantizar la adopción de niños y niñas; además que se dará al padre o madre adoptante un permiso laboral de dos meses para que se dedique a la adaptación del nuevo miembro de la familia.

Puntualizó que también se establece la inamovilidad laboral durante dos años para ese padre o madre que adopte.

“En conjunto tenemos una buena ley que protege al niño y a la niña, que articula los sistemas dispersos del Estado, que reconoce derechos y convierte a los niños, niñas y adolescentes en sujetos participantes de sus derechos”, afirmó.

Saludó el arduo trabajo de los legisladores para adecuar la realidad de los infantes y adolecentes a los planteamientos de los convenios.

Enlace Institucional